DE CUANDO LOS JEFES SON EL PROBLEMA

Posted on 2011/03/11. Filed under: Caminante (Blog), Información propia, Trabajo | Etiquetas: , , , , |


Esto mismo sucede en las empresas: la alta dirección en primer lugar, y luego la segunda capa directiva, me parecen esenciales para la salud de las organizaciones. Está sobradamente demostrado el daño que pueden hacer –a personas y organizaciones- los jefes tóxicos (ya he abundado aquí mismo en esto) (Trabajadores Difíciles – Caminante- 2011/03/09)

Dice además el artículo:

  • “Cuando estas condiciones no se dan, la gente o no funciona o funciona mal. Esto repercute en las empresas, en su productividad, en su competitividad, en su futuro. Se empobrecen, se descapitalizan, se hacen irrespirables, (…). Son lugares contaminantes de los que la gente sana huye.”

Es completamente cierto. Por desgracia, y según mi experiencia en la pequeña empresa de la construcción, la mayor parte de los jefes son de ese calibre. Saben que tienen que mejorar la organización de la empresa, pero no están dispuestos a gastar ni tiempo ni dinero en hacerlo. Solo ven la productividad inmediata del trabajo en obra y no la producida por la buena gestión y organización de la empresa. Repudian a aquel empleado que “les crea problemas”, que normalmente son los que intentan mejorar, y aceptan a aquel que es conformista y servil, y acepta todas las ordenes, por muy absurdas que parezcan.

Para colmo, todo aquel empleado que esté dispuesto a mejorar los procesos productivos de la empresa es mal visto por su jefe… y por sus propios compañeros, ya que cambia las costumbres, “lo que siempre (aparentemente) ha funcionado”, las rutinas, sin analizar si son realmente productivas o no; y si lo hacen, lo analizan desde su propia prespectiva: el jefe lo observa desde el punto de vista de si se termina pronto, aunque sea con chapuzas, para cobrar pronto, de si la labor que realizas es inmediatamente productiva, aunque se sabe que los procesos organizativos son rentables a medio plazo, y el empleado desde el punto de vista de “el jefe ya gana suficiente, como para que yo me preocupe”

Como ejemplo, me tiene ocurrido que para hacer un chollo, lo organicé como Jefe de Obra y en una mañana teníamos un 75% del mismo rematado, y cuando en vino el Jefe y lo organizó, siendo un hombre más, no fuimos capaces por la tarde de terminar el 25% restante. Y al que le cayó la bronca por no terminarlo fue a mi. Cosas de la vida laboral

Este artículo, así como todos los que he leido, son tremendamente certeros y lúcidos. Es de agradecer que existan voces como la del blog Caminante (jvillalba) que no sean reflejo de la “ortodoxia dominante”, y que se puedan tener puntos de vista distintos de la realidad que nos han impuesto.

Anuncios

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: