¿Que significa el Estado del Bienestar?

Posted on 2011/03/15. Filed under: Información propia, Libre Mercado | Etiquetas: , , , , , |


“¿Se lo ha cuestionado nunca? Todos los servicios públicos, es decir, estatales, salen de sus impuestos y están orquestados por la organización más ineficiente y corrupta del planeta, el Estado, los funcionarios, los políticos. El Estado del Bienestar es una máquina de quemar dinero que no produce nada, al revés, resta producción y recursos a la economía privada. Tan ineficiente y costosa es, que no se puede mantenerse ni con altos impuestos y déficits. Opciones como las multas, el aumento de la deuda y las pseudoprivatizaciones que va a hacer el Gobierno no dan para mantenerlo.

Solo hay una solución para combatir la era negra a la estamos abocados, menos Gobierno y más libertad individual.” (“El Estado del Bienestar ha de ser abolido” Jorge Valín, Libre Mercado 2011-03-10)

Vamos a ser utópicos, ya que lo que se propone no es realizable por que no existe esa voluntad entre los que nos gobiernan y podrían cambiarlo.

El Estado de Bienestar debería ser un sistema de protección frente al desamparo y la desgracia individual.

Me explico.

Se puede considerar que una de las funciones del Estado, además de legislar y hacer cumplir lo legislado, sería que recogiese parte de nuestros ingresos y lo hiciese llegar al que más lo necesita. Esos servicios deberían ser públicos pero solo deberían favorecer al desamparado o al que menor renta tiene.

Cuando el Gobierno ofrece una subvención cualquiera y no pone límites de renta, no está cumpliendo con esa labor ya que favorece indiscriminadamente al que puede pagarlo y al que no; reduciendo además el dinero disponible para el que más lo necesita.

Por ejemplo, si se dieron ayudas de 3.000 € para las parejas que tuviesen un bebé, lo que no es normal es que las ayudas puedan ser recibidas indistintamente de tu poder económico; esté planteamiento fue el que se denunció en la revista “El Jueves”, y es que el príncipe de España tenía derecho a ayuda por tener una hija, ya que en la normativa que lo regulaba no se especificaba ningún condicionante que lo impidiese.

Otro ejemplo, la gratuidad de los libros de texto que, en Galicia era universal, y el Gobierno de Feijoo limitó y condicionó según renta. Este es un ejemplo de lo que deberían ser todas las subvenciones y ayudas (y no empecemos a mentar a PPs, o PSOEs, o BNGs, lo importante es la medida no quien la propusiera) Se pasó de un gasto desmesurado, que difícilmente se podría mantener y que por lo tanto, a la larga, habría de ser reducido, perjudicando consecuentemente a quien menos medios tiene, a la nueva propuesta, en la que el gasto presupuestario es menor pero más “justo” y más efectivo ya que ayuda a que estudie y se forme el que menos recursos tiene.

Pero se puede continuar a todos los niveles.

A nivel escolar, la escuela pública debería ser gratuita para los que tienen pocos recursos o son menos favorecidos, mientras, que aun siendo pública, debería ser de pago para los que más tienen. A igual cantidad de impuestos, los recursos para la enseñanza se multiplicarían. Luego habría que ver la eficiencia de los recursos asignados, porque de nada sirve que haya más dinero si los empleados público solo se dedican a malgastarlos.

A nivel sanitario, tres cuartos de lo mismo. Dice el articulista, Jorge Valín:

“La medicina estatal ha conseguido, por ejemplo, que en Canarias el tiempo medio de esperar para que le atienda un especialista sea de 277 días (9 meses). Desde que vamos al médico para explicar nuestras dolencias hasta conocer el diagnóstico pueden transcurrir 134 días para unas pruebas de alergia, 131 días para una resonancia o 128 días para una mamografía. ¿Esto es Estado del Bienestar?”

Está claro que la sanidad pública es necesaria, pero entendida como servicio de sanidad garantizada por el Estado para todos (no garantizando que sea gratuita o no), los que tienen recursos y los que no. Pero volvemos a lo mismo, una persona con altos ingresos, a lo mejor no tiene los suficientes para tratarse un cancer u otros tratamientos caros, pero sí los tiene para que en la medicina ambulatoria pueda asumir ese gasto. El Rey, o Esperanza Aguirre, o Guardiola, deberían pagarse los tratamientos de su bolsillo, aunque tengan que cotizar íntegramente como todo el mundo por la Seguridad Social. No es de recibo que sus tratamientos retraigan dinero y recursos para otros que no tienen medios para costeárselo. Ellos pueden permitirse el lujo de ir a un servicio privado, mientras que otros no tienen esa opción.

A otros niveles, el hecho de que un político, sin estudio de mercado ni justificación alguna, abra e inaugure servicios sin ton ni son solo por su afán figurativo. El que necesite tener voto cautivo a cambio de favores no le debería otorgar el privilegio de decidir gastar sin sentido y sin control, como si el dinero fuera suyo. El justificar que para 20.000 habitantes, de renta media-baja, y sin que el Ayuntamiento reciba demasiados ingresos por impuestos pueda tener 5 centros culturales, o sea, 5 bibliotecas, 5 conexiones de internet gratuitas, 5 empleados, 5 servicios de limpieza, mantenimiento, …, más 1 piscina pública, más un auditorio, normalmente vacío de contenido, más una pista de atletismo, más 5 o 6 campos de fútbol municipales, más un Ayuntamiento con servicios de registro en los que, por falta de carga de trabajo, el funcionario pase más tiempo mirando para las musarañas que trabajando, o excesivo número de funcionarios haya carga de trabajo o no, es un gasto excesivo que se saca del dinero del contribuyente para su mantenimiento, tenga medios económicos o no. Esto no se parece nada a trabajar “por la redistribución de la riqueza” como venden algunos

El que un funcionario pueda tener rehén al superior en mando, de forma que sí se le “hace trabajar”, pueda tener medios para no hacer la labor encomendada y así perjudicar a quien le ha mandado, es una forma “legal” de robarle al ciudadano. Cuando he hablado de hacer que exigir más productividad a un empleado público se me dijo que estos automáticamente “cogían la baja” por depresión, y que el político no podía hacer nada. Por lo que cuando se afirma en el artículo “organización más ineficiente y corrupta del planeta” estamos muy próximos a la realidad. No dudo que hay funcionariado eficiente y trabajador, pero desde el momento en que un compañero se aprovecha del sistema y el resto se calla, o simplemente se acomoda ante la desvergüenza, o se aprovecha del ejemplo del sinvergüenza, todos se convierten en cómplices de la situación. Nos roban con sus hechos y luego se quejan de que falta de comprensión hacia su labor.

Me comentaban en la misma charla que los que se enfrentan al sistema pagan por ello recibiendo ataques a su hacienda, a su familia o a ellos personalmente. ¿Quiso darme a entender que vivimos en un sistema dictatorial en el cual la Ley no me puede defender, o cuando lo hace es demasiado tarde?¿Donde está la valentía de los que defienden la democracia?

¿Y el Estado que debe hacer? Pues como ya dije Legislar y hacer cumplir la Ley, tanto en lo público como en lo privado. Fomentar y permitir la presencia de empresa privada para que pueda hacer la labor de lo público, pero con la exigencia de un estricto cumplimiento de la Ley, por parte del gobernante (en la actualidad hay medios técnicos de sobra para realizar esa labor, solo tiene que haber medios económicos y humanos suficientes). De esta manera se puede aumentar la oferta de servicio; con lo que tendrá como consecuencia una mejora del servicio por la competencia. Lo que no se podría hacer entonces es seguir manteniendo el control del mismo mediante especulaciones subjetivas provocadas por el otorgamiento de subvenciones indiscriminadas, y por lo tanto injustas, porque sino voveríamos a tener un sistema corrupto e ineficiente.

En la medida en que nos acerquemos a lo que he propuesto lograremos un ESTADO DE BIENESTAR REAL. Todo lo demás no es más que una sociedad aprovechada y rentista, que vive de lo que el Gobierno o político de turno quiera regalarle, y algún día no habrá para todos y pensaremos que nos han engañado. Pero no es así, estamos siendo participes y colaboradores de la ruina de nuestra sociedad.

P.D.: Siento no saber expresarme mejor, que no haya un hilo conductor claro, que estén todas las ideas mezcladas cual vuelo de mariposa por el jardín, que tenga incorreciones gramaticales, y todo lo que queráis.

Para la próxima vida me pediré ser articulista o escritor, en esta me conformo conque al menos las ideas que intento verbalizar se aproximen a la realidad, y capando y asubiando intentaré parecerme a un capador.

Anuncios

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

4 comentarios to “¿Que significa el Estado del Bienestar?”

RSS Feed for No quiero subvenciones ni ayuda económica, quiero trabajo Comments RSS Feed

[…] por último, el problema en cuanto a la función protectora del Estado se produce cuando no se tiene definido claramente el término “desfavorecido”. […]

[…] ¿Que significa el Estado del Bienestar? publicado el 15/03/2011. […]

bonita reflexion, pero discrepo.
a ver si con mis impuestos vamos a financiar la sanidad de todos menos la mía. Es decir, yo voy a poner bote para la sanidad y educación y etc de todos, pero como tengo unos ingresos x no puedo disfrutar de ellos.
Estoy de acuerdo en que los mas desfavorecidos tengan derecho a un estado de bienestar, pero si yo, luego me lo tengo que pagar de mi bolsillo, no acabaré con menos aún que ellos?.
Actualmente si a un sueldo normalito le quitas el colegio, el comedor, los gastos de libros, las extraescolares, la sanidad de todos los miembros de la familia, la renta o hipoteca ( ya que en un estado de bienestar a los que no tienen nada les garantizan una vivienda por poco o casi-nada) resulta que te quedas con menos, bastante menos que lo que les dan a las familias necesitadas de subvención para viivr. por lo tanto sucede lo que actualmente sucede, que a muchas personas que ya han hecho todo el papeleo y disfrutan de la renta básica, el colegio gratis, incluido el chandal del niño nuevo cada temporada, el comedor, y la faja ortopédica en la farmacia, además de cualquier gasto médico y el dentista de la niña… no les sale a cuento trabajar. ganarían menos de lo que actualmente ingresan con el estado de bienestar. y si obligamos a los trabajadores, cotizadores a la clase activa y productiva del país a pagar por todos estos servicios que actualmente están incluidos en el estado de bienestar… QUE TRABAJE RITA!!

He cambiado mucho desde hace 2 años. Me temo que tienes razón después de haber estudiado a fondo el sistema, pero lo escrito escrito está.
Un saludo y gracias por tu aporte.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: