NO SECOND CHANCE, RAPAZ.

Posted on 2011/07/11. Filed under: Información propia | Etiquetas: , , |


La historia es ya conocida para muchos pero no estaría de más empezar a enseñarla en los colegios.

Cuando allá por el 2001 el Sr.Greespan se levantó de la cama y decidió bajar los tipos de interés para animar el acceso al crédito, Manuel no podía imaginar como aquella decisión iba a cambiar su vida de librero.  Manuel pudo adquirir en aquellos años su local a través de un préstamo hipotecario con un interés razonable al Banco X de España.    Por su parte, con su decisión de bajar los intereses el bueno de Alan provocó que, en América,  los inversores huyeran despavoridos de los bonos con intereses poco rentables y acudieran como abejas al mercado de los bienes raíces, invirtiendo en los famosos paquetes de hipotecas, gestionados por las entidades de crédito.  Como es sabido los bancos empezaron a ofrecer las subprimes o hipotecas de riesgo alto a los inversores consiguiendo que al final el mercado se desplomase como un castillo de naipes por el exceso de bienes inmuebles, arrastrando al sistema financiero mundial,  cerrando el grifo del crédito,  paralizando el consumo y, en definitiva, afectando negativamente al negocio de Manuel, que dejó de vender suficientes libros para mantener su local.   

John, residente en Boston que se había comprado en 2004 un pequeño ático, vio como no podía mantenerlo por la pérdida de su trabajo, pero esperó resignado a que el banco se lo embargase con la certeza de poder comenzar una nueva vida sin ataduras una vez entregada la vivienda.  Manuel, que ahora no puede mantener el local, ni pagar la mayor parte del crédito,  observa como el banco no solo se queda con su negocio sino que, si le queda deuda – y le queda porque su local vale ahora menos de lo que el abonó – le perseguirá hasta resarcirse del último euro. 

Hay una segunda oportunidad para John de Boston, pero no para Manuel de Pontevedra porque ni el partido rojo, ni el partido azul, le permiten saldar su deuda con el Sr. banquero a través de la entrega del local. Tampoco le ofrecen alternativas creibles.  Las urgencias no esperan.  No hay segundas oportunidades para Manuel, Raquel, Xiana, Javier, Raul, Jordi, etc…  Ellos constituyen solo  un murmullo sordo mientras en la televisión podemos ver al príncipe de Asturias montado en el divertimento rojo de un banquero.  Sin duda un buen empresario.  Sin duda con buenas reglas a su favor. 

SNV. 01/11

Anuncios

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una respuesta to “NO SECOND CHANCE, RAPAZ.”

RSS Feed for No quiero subvenciones ni ayuda económica, quiero trabajo Comments RSS Feed

Solo un comentario.

John pagaba un interes alto por la hipoteca y sabía lo que firmaba y a lo que se arriesgaba cuando la firmó.

Manuel, Raquel, Xiana, Javier, Raul, Jordi, etc… pagaban un interés bajo por la hipotéca y sabían lo que firmaban y a lo que se arriesgaban cuando la firmaron.

Venga pues la dación en pago pero sabiendo que significa: que ni John, ni Manuel, ni Raquel, ni Xiana, ni Javier, ni Raul, ni Jordi, etc…hubiesen podido acceder a crédito, ni tener su negocio su casa o lo que quisieran.

No eximo a los bancos de su culpa. Ellos debían de estar llendo a la quiebra por su mala gestión y mucho riesgo. Pero el Gobierno, con sus ayudas lo está evitanto. Todos debían de ser Leman Brothers pero se les rescata.

Ese mismo Gobierno al que le importa un pito si un ciudadano quiebra o queda en la miseria.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: