Inst. Juan de Mariana

LA ECONOMÍA DE MERCADO

Posted on 2014/12/28. Filed under: Inst. Juan de Mariana | Etiquetas: , , |


“La economía de mercado es un sistema social de división del trabajo basado en la propiedad privada de los medios de producción. Cada uno, dentro de tal orden, actúa según le aconseja su propio interés; todos, sin embargo, satisfacen las necesidades de los demás al atender las propias.

El actor se pone invariablemente al servicio de sus conciudadanos. Éstos, a su vez, igualmente sirven a aquél.

El hombre es al mismo tiempo medio y fin; fin último para sí mismo y medio en cuanto coadyuva con los demás para que puedan alcanzar sus propios fines.

El sistema está gobernado por el mercado. El mercado impulsa las diversas actividades de la gente por aquellos cauces que mejor permiten satisfacer las necesidades de los demás.
En el funcionamiento del mercado no hay compulsión ni coerción. El estado, es decir, el aparato social de fuerza y coacción, no interfiere en su funcionamiento ni interviene en aquellas actividades de los ciudadanos que el propio mercado encauza. El imperio estatal se ejerce sobre la gente únicamente para prevenir actuaciones que perjudiquen o puedan perturbar el funcionamiento del mercado. Se protege y ampara la vida, la salud y la propiedad de los particulares contra las agresiones que, por violencia o fraude, puedan perpetrar enemigos internos o externos.
El estado crea y mantiene así un ambiente social que permite que la economía de mercado se desenvuelva pacíficamente.”
La Accion Humana. Ludwig von Mises, 1949

Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

FUNDAMENTO DE LA “EGOISTA Y AVARICIOSA” ESCUELA AUSTRIACA.

Posted on 2011/12/05. Filed under: Información propia, Inst. Juan de Mariana | Etiquetas: , , , , , , , , , , |


Desde tiempo inmemorial el Ser Humano ha intentado explicar la realidad que le rodeaba mediante una sistematización de la misma,  pretendiendo que ésta fuera exactamente coincidente con la realidad estudiada. Así aparecieron las Ciencias Básicas y esa coincidencia y exactitud con la realidad fue lograda en muchas de ellas: las matemáticas, la mecánica, la física, la química… Todo esto lo hacía en un afán natural de control y adaptación de realidad que lo rodeba a sus deseos y necesidades.

El problema es que existen ramas que estudian la realidad que aunque a nivel genérico tienen leyes esquematizables no por ello son reflejo exacto de la realidad misma. La filosofía, la religión, el lenguaje, la psicología, entre otras, forman parte de ese tipo de “ciencias humanísticas”. Y por suerte (o desgracia) y en contra de lo que pudiera parecer, la Economía también forma parte de este grupo.

De hecho todos los que intentan teorizar la economía como una ciencia matemática-estadística se equivocan ya que no cuentan con la mutabilidad de la Acción Humana, la más anárquica de las acciones, que es clave de la Economía real. Por eso cuando critican la economía por su falta de humanidad tienen en gran parte razón. El único “pero” es que hay que entender que lo que se está criticando son unas teorías económicas equivocadas ya que estas últimas están estudiando los efectos matemáticos de la Economía, no la Economía misma.

Querido Ignacio, tienes razón, la economía se fundamenta en el egoísmo o la avaricia, ya que la Economía coincide con la Acción Humana, en definitiva con el Ser Humano, con todas sus virtudes y defectos, y es expresión del mismo.

El capitalismo en sí mismo es producto y consecuencia de nuestra naturaleza e intereses individuales, no los de los famosos mercados, impersonales y manejados por manos invisibles (“poderes” les llaman) que siempre se están postulando en contra de la humanidad del sistema mismo. Pero no se puede pretender controlar la Naturaleza Humana y ese es el gran fracaso de todo intento de racionalización, moralización, control o planificación de la Economía por el Estado.

Hoy voy a poner por escrito el fundamento de la economía de la Escuela Austriaca, mal llamada “liberal”, tomado del curso de Introducción a la Economía del Instituto Juan de Mariana, impartida por el catedrático de economía política Huerta del Soto en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (videos disponibles en la página web, y altamente recomendables). Con ello pretendo mostrar una teoría económica “humanista” que permite definir las bases de estudio de todo lo que ocurre en ella.

Voy a definir la “acción humana”, sus características y por qué coincide con la “acción empresarial”.

LA ACCIÓN HUMANA: DEFINICIÓN

La Acción Humana es todo comportamiento o conducta humana deliberada. Y tiene que ser deliberada porque sin intencionalidad no puede ser considerada una Acción Humana. A un sonámbulo, un borracho, a un movimiento instintivo o a un animal le falta la premisa fundamental de la acción, la consciencia, y sin ella no se puede ser responsable de tal acción, tal y como se atestigua en la leyes jurídicas que nos regulan.

Hay que tener en cuenta que toda Acción Humana modifica o pretende modificar las circunstancias hoy para lograr otras más valiosas mañana. Y por eso la Acción Humana coincide con la Función Empresarial.

Teniendo en cuenta la raíz etimológica de la palabra “empresa”, (que proviene del latín, in prehendo-endi-ensum, que significa descubrir, ver, percibir, darse cuenta de, atrapar) nos damos cuenta hasta que punto el sentido de empresa como Acción Humana está necesaria e inexorablemente unido a una actitud emprendedora, que consiste en intentar continuamente buscar, descubrir, crear o darse cuenta de nuevos fines y medios, todo ello de acuerdo con el significado etimológico. Y que a su vez coincide con la Función Empresarial.

LA ACCIÓN HUMANA: CARACTERÍSTICAS

Los elementos que constituyen la Acción Humana o Función Empresarial sobre la que se asienta toda la Ciencia Económica son los siguientes:

1.- FIN.

El Fin es el objetivo, aquello que el actor se propone lograr con su acción.

Todo hombre, al actuar, pretende alcanzar unos determinados Fines que ha descubierto de forma subjetiva que son importantes para él.

Y destaco lo de subjetiva. Que para mi, observador exterior, el hecho de que un alpinista alcance la cima del Everest sea una locura no es óbice para que el alpinista lo ponga como meta o Fin de su acción y le otorge satisfacción por lo que va a conseguir. Y qué decir del individuo que planteó como solución al cerramiento de una vivienda el uso de bosta de camello, por ejemplo.

Además, el hecho de ser una decisión subjetiva ya limita que nadie pueda, de manera coactiva y ajena, imponer un Fin a los demás, por muy racional, coherente o moral que sea.

2.- VALOR.

El Valor es la apreciación subjetiva que el actor da a su fin. Y en base al Valor que el actor da a ese Fin actúa, o no.

El problema es que de modo subjetivo el actor puede comparar el Valor que le da a las cosas pero no puede medirlo en términos objetivos o numéricos. Por lo tanto, tampoco se puede establecer un Valor del Fin por un actor exterior.

Yo puedo decir que valoro más un Mercedes que un Jaguar pero no puedo definirlo en términos objetivos y globales ya que no deja de ser una apreciación subjetiva. Además nunca va a coincidir con la valoración de otro individuo. El que una empresa lo valore con unidades monetarias no explica el Valor que el actor individual da al producto. De hecho, si el valor monetario establecido es muy alto puede hacer que el actor cambie o modifique su Fin (en vez de comprar un Mercedes comprará un “Merceditas” japonés)

3.- MEDIOS O RECURSOS.

El medio es todo aquello que el actor cree subjetivamente que le permitirá lograr su Fin. E insisto en lo de subjetivo. Que nosotros consideremos que existen medios mejores para lograr ese Fin no hace que el actor tenga, obligatoriamente, que usarlos.

Si alguien tiene un dolor de muelas puede considerar subjetivamente que el medio para solucionarlo sea arrancar la muela con un hilo y una puerta y no ir al dentista, ya que al dentista le tiene pánico, por mucho que nosotros pensemos lo contrario.

4.- UTILIDAD.

Utilidad es la apreciación subjetiva que el actor da al Medio para alcanzar el Fin.

Retomando el ejemplo, el actor considera, de forma subjetiva, más útil la puerta y el hilo que ir al dentista. Y por mucho que intentemos educarle el actor priorizará la utilidad del medio de manera subjetiva.

Hasta aquí queda claro que da igual lo que pensemos los demás sobre el Fin o el Medio. Al tener un Valor y una Utilidad subjetivos la única opinión que vale es la del actor sobre su fin y sobre los medios para alcanzarlo y la utilidad de esos medios.

Da igual que consideremos los demás que el Fin que buscan es ridículo, por ejemplo suicidarse, ya que lo único que vale es el valor que le da el actor a su acción, el suicidio. Lo único que podemos hacer, mediante el convencimiento, es cambiar su apreciación subjetiva sobre el Valor de su Fin.

Y así hacemos en todas y cada una de nuestras acciones individuales. Y todas y cada una de nuestras acciones son empresariales. Nos damos cuenta de un Fin, Valoramos ese Fin, y ponemos los Medios que consideramos más Útiles para conseguirlo. Al levantarnos, al comer, al buscar trabajo, al montar una empresa… hacemos conscientemente este proceso aquí sistematizado y descrito de forma genérica, no particular. Describimos el proceso que cada cual matiza y adapta a sus necesidades.

Continuamos.

5.- LOS MEDIOS HAN DE SER ESCASOS

Los Medios han de ser escasos. El actor ha de pensar o creer subjetivamente que no van a ser suficientes para lograr todos los Fines que persigue. Si estos no fueran escasos el actor no los tendría en cuenta a la hora de valorar la Utilidad de ese Medio. Sería un “Bien libre”.

En el momento en que es escaso hace que el humano actúe y pasa a ser un Medio Empresarial, con una Utilidad determinada.

Por ejemplo, a nivel del mar cuando hacemos ejercicio no tenemos en cuenta como Medio el aire que respiramos. Siendo útil, debido a que sobra y es de calidad suficiente, no es considerado ni valorada su utilidad cuando montamos un gimnasio. En cambio cuando subimos al Everest, hasta pagamos por él ya que el bien es escaso y su Utilidad máxima.

6.- FINES Y MEDIOS SON ORGANIZADOS MEDIANTE UN PLAN DE ACTUACIÓN.

Las Acciones Humanas se planifican pero de forma tácita o implícita, no escrita, y siempre orientadas hacia un futuro. Solo cuando la acción es complicada o no habitual se puede esquematizar el procedimiento en unos apuntes directores. Éstos no se deben estructurar rígidamente ya que las circunstancias son variables constantemente. A pesar de todo, el Ser Humano tiene la capacidad innata de poder adaptar las circunstancias para lograr sus Fines.

Vuelvo a recordar que Fines y Medios son de caracter subjetivo.

Por todo lo ya definido se puede formular la siguiente pregunta ¿El Estado puede planificar la Función Empresarial o, en definitiva, la Acción Humana, y obtener el fin propuesto? No, nunca. La planificación gubernamental, en donde se define el Fin y se planifican los medios y su uso mediante la coacción, ya sea legislativa o normativa, bloquea la capacidad creativa y planificadora de la Función Empresarial, y en consecuencia de la Acción Humana de los Individuos.

7.- EL SENTIDO DEL TIEMPO ES EMPRESARIAL.

Toda acción humana conlleva un Tiempo Empresarial. Este es la sensación subjetiva del tiempo conforme vamos culminando la acción. No es lo mismo un minuto en el regazo de mi amada que en una parrilla encima de las brasas.

A más acciones terminadas más sensación subjetiva de tiempo se obtiene. Por eso hay mañanas que “son muy productivas” y otras que no pasan “ni a tiros”.

En este tipo de tiempo, el empresarial, el futuro es un por-hacer imaginado en forma de Expectativas.

8.- EXPECTATIVAS.

Expectativa es la esperanza de futuro que esperamos que se haga realidad. Y esta expectativa la tenemos apoyándonos en la memoria, en lo que ya hemos conseguido en el pasado.

El Ser Humano recombina de manera creativa los elementos de nuestra memoria del pasado en forma de expectativas o recreaciones de acciones del futuro. Y cada uno lo hace de una manera diferente. El futuro no está pendiente de llegar sino que está pendiente de ser descubierto o creado buscando Medios que lo hagan realidad.

Entonces todos los estudios racionales o científicos de la economía son una tontería y una mentira, ya que LA ECONOMÍA NO ES OBJETIVA, ES ABSOLUTAMENTE SUBJETIVA depende del individuo nunca de la fórmula matemática. No es comparable a la ciencia natural, donde un animal por los siglos mantiene el mismo comportamiento ante los mismos estímulos.

Lo que suceda mañana en la Economía depende de las expectativas subjetivas e individuales del Ser Humano de hoy.

9.- LA INCERTIDUMBRE IN-ERRADICABLE.

Debido a que lo que suceda mañana dependerá de cómo nos comportemos cada uno hoy, de manera individual, el futuro está abierto y es impredecible.

Los esquemas, las predicciones, las experiencias pasadas solo sirven para tener una falsa sensación de que sabemos algo, de que tenemos un cierto control de las circunstancias, pero no sabemos nada.

El Ser Humano está dotado de una innata capacidad creativa que hace que constantemente estemos creando fines y medios, de lo que se deduce que el futuro es incierto. Provoca una Incertidumbre que por su naturaleza es Inerradicable. Pero este futuro nos produce vértigo. El Ser Humano se revela a su propia naturaleza pretendiendo certezas y ésta es su tragedia. Y por eso caemos en la trampa de creer que otros organismos, ya sea el Estado, la Religión, … puede solucionarnos la vida totalmente. Y provoca que nos mantengamos en un constante estado de inmadurez.

¿Conocíamos lo que Internet podía llegar a ser  en los años 80?¿Se pudo planificar? ¿Es un producto de la planificación del Estado o de la Economía libre? ¿Bill Gates, Steve Jobs, Mark Zuckerberg,… son producto del Estado o de la economía libre?

y 10.- LAS INSTITUCIONES

De todas formas, y para superar esa Incertidumbre hacen aparición las Instituciones. ¿Y qué son las Instituciones, cómo se forman y para qué sirven? Nos dice Huerta de Soto en su libro “Socialismo, Cálculo Económico y Función Empresarial”.

“El ejercicio de la función empresarial, y en general de la acción humana, exige que las personas implicadas en ella muestren de forma constante y repetitiva unas determinadas pautas o reglas de conducta, es decir, que se ajusten a derecho. Este derecho está constituido por una serie de normas que se han ido formando y depurando de manera evolutiva y consuetudinaria. Si bien el derecho hace posible el ejercicio de la acción humana, y por tanto el surgimiento y desarrollo de la sociedad y de la civilización, a su vez el derecho es un resultado evolutivo, no diseñado conscientemente por nadie, del propio ejercicio de la función empresarial.

Las instituciones están formadas por acuerdos tácitos entre los individuos que garantizan unas normas y conductas básicas entre individuos. Por eso cuando un Estado intenta imponer una norma para “lograr una sociedad mejor” lo está haciendo en base a la traición a la razón de su existencia y por eso suele fracasar. (nota del autor)

Las instituciones jurídicas, y en general todas las instituciones sociales (lenguaje, dinero, mercado, etc.), surgen así de procesos evolutivos en los que un número muy grande de personas aporta cada una a lo largo de la historia su pequeño «granito de arena» de información práctica y creatividad empresarial, dando lugar de forma espontánea a unas instituciones que son producto, sin duda alguna, de la interacción de muchos hombres, pero que no han sido diseñadas ni organizadas conscientemente por ninguno de ellos. Esto es así porque ninguna mente humana ni grupo organizado de mentes humanas posee la capacidad intelectual necesaria para asumir ni comprender el enorme volumen de información práctica que ha intervenido en la paulatina generación, consolidación y ulterior desarrollo de esas instituciones.

Se da así la paradójica realidad de que aquellas instituciones más importantes y esenciales para la vida del hombre en sociedad (lingüísticas, económicas, legales y morales) no han podido ser creadas deliberadamente por el hombre mismo, por carecer éste de la necesaria capacidad intelectual, sino que han ido surgiendo del proceso empresarial de interacciones humanas, extendiéndose a grupos cada vez más amplios mediante el mecanismo de aprendizaje e imitación inconsciente explicado más arriba. Además, el surgimiento y perfeccionamiento de las instituciones hace posible, a través de un típico proceso de feedback o retroalimentación, un proceso empresarial de interacciones humanas cada vez más rico y complejo. Por la misma razón que el hombre no ha podido crear deliberadamente sus instituciones, tampoco puede comprender plenamente el papel global que juegan las que existen en cada momento de la historia.” (Socialismo, Cálculo Económico y Función Empresarial, pág. 69-71, Jesús Huerta de Soto)

CONCLUSIÓN

.- La Función Empresarial coincide con la Acción Humana.

.- La Economía es Humana, y por eso refleja todas las virtudes y los defectos humanos.

.- La Economía es subjetiva, depende de lo que cada individuo decida qué es lo importante. Esto provoca que la diferenciación que se hace entre economía macro y micro no sea más que un intento de sistematizar explicativamente la Economía. No es real ya que son partes del mismo juego.

.- La teorías económicas que estudian la Economía, con excepción de la Escuela Austriaca entre otras, se fundamentan en estudios matemático-estadísticos que invalidan esa sistematización y sus conclusiones, ya que no tienen en cuenta el factor humano.

.- La solución que se propone para “humanizar” la economía mediante una planificación Estatal está equivocada ya que todas las virtudes y defectos de los que se acusa a la economía son humanos, no económicos. En el momento en que se intenta regular, controlar o planificar la Economía hay que entender que se pretende regular, controlar o planificar al Ser Humano. ¿Y si nuestra pretensión es modificarlo mediante la planificación de la economía, la resultante podría llamarse humana o humanista?

.- El Estado es una institución consecuencia de la acumulación de Acciónes Humanas y ha de estar a su servicio. Toda injerencia del Estado en la Acción Humana es una atentado respecto a su propio origen.

.- La Economía llevada a cabo hasta ahora no es liberal ni austriaca ni nada que se le parezca. Es intervencionista de cabo a rabo y por eso cada cierto tiempo fracasa. Pero daros cuenta de que por ser intervencionista no es capitalista aunque se camufle como tal.

(Para un desarrollo mayor del tema os remito al curso de Introducción a la Economía del Instituto Juan de Mariana en donde el Catedrático Huerta del Soto desarrolla el tema y pone unos ejemplos muy certeros y clarificadores)

Un saludo, en especial a Ignacio que plantó la semilla de la duda de la cual surgió este artículo, y a Lorenzo Ramirez que me hizo descubrir al Sr. Huerta de Soto.

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS:

.- INTRODUCCIÓN A “MI” CONCEPTO DE LIBERALISMO. Posted on 26/10/2011

.- QUÉ DEBERÍA SER EL ESTADO Y NO ES. Posted on 07/09/2011

.- EL SENTIDO COMÚN NO SIEMPRE ACERCA A LA REALIDAD. Posted on 22/07/2011

Leer entrada completa | Make a Comment ( 2 so far )

RESUMEN HISTÓRICO DE LOS SINDICATOS DEMOCRATICOS

Posted on 2011/03/03. Filed under: Inst. Juan de Mariana | Etiquetas: , |


“En algún momento, los españoles deberán acometer la labor de desembarazarse de esta estructura parasitaria que drena sus recursos y limita tanto sus libertades como sus posibilidades de prosperar. Ahora bien, ese desmantelamiento debe partir de un conocimiento de los mimbres reales de ese poder sindical, una concienciación de su perversidad y una propagación de la necesidad de doblegarlo.” (Instituto Juan de Mariana 2011/02/23)

Dispongámonos, leyendo el artículo enlazado, a desenmascarar con datos el origen y la evolución del actual movimiento “sindical” (???)

Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: