TESTAMENTO

Posted on 2012/10/28. Filed under: Información propia | Etiquetas: , , , |


(1) Es mi deseo que todas las cláusulas de este Testamento, fáciles de comprender y ejecutar, sean cumplimentadas al pié de la letra.

Quiero que mis restos mortales, lo poco que quede de ellos, sean llevados directamente al cementerio, desde el lugar del óbito, sin acompañamiento de “salvadores de almas” ni cantos gregorianos.

Que mi ataud sea lo más humilde posible (quedan los otros para los muertos presumidos) sin ningún simbolo político ó religioso (¡que entiende la tierra de política o religiones!)

Nada de cirios patéticos; el olor a cera me marea.

Nada de flores; soy alérgico al polen.

Nada de lutos; el negro me entristece.

Nada de misas ni oraciones; nunca hice uso de las recomendaciones para el logro de mis objetivos ni para paliar el dolor de los fracasos.

Nada de llantos histéricos; se de verdad sentís mi muerte hacedlo desde dentro, desde la intimidad; veréis como también el dolor interior produce goces tonificantes.

Si alguien habla bien de mi, ponedlo en duda, puede tratarse de un hipócrita; si alguien os habla mal, no lo tengais en cuenta, puede que lleve razón.

Nada de esquelas mortuorias colocadas en las esquinas como anuncios publicitarios suplicando la asistencia a (2) un acto protocolario; que los que asistan a mi último paseo lo hagan sin presiones de imprenta.

En cuanto a mis bienes terrenales, que más que bienes serán males, os ruego, hijos mios, que os los repartáis “cristianamente” como hermanos, o sea, a puñetazo limpio.

Poco más puedo deciros antes de mi silencio definitivo; por lo bueno que pude hacer no exijo recompensa, por lo que pude hacer malo, ya lo pagué con intereses durtante mi larga estancia en ese minúsculo y contaminado habitáculo llamado “Planeta Azul”

Es mi deseo que, la que durante tanto tiempo fue oficialmente mi esposa, no sea enterrada en mi misma fosa; bastantes años la soporté

Testamento olográfico del Poeta Ramón Alarcón Crespo.
Este último punto no se atendió, porque su esposa fue enterrada junto a él, aunque con un tabique interior en el nicho.

Fuente: Nieves Concostrina. Pepitafios

 

Anuncios
Leer entrada completa | Make a Comment ( 1 so far )

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: