Archive for 27 junio 2011

LOS QUE NOS DEFIENDEN NO QUIEREN NUESTRO BENEFICIO

Posted on 2011/06/27. Filed under: Faro de Vigo, Información propia | Etiquetas: , , , |


En el Faro de Vigo, edición del Morrazo, en la noticia “Vecinos de Nerga se reunirán con Sotelo el martes para conocer su posición sobre la línea marítima”, ante la pretensión de una empresa privada de implantar una línea de barco para acceder a la playa directamente, la Asociación Cultural Con de Nerga dice lo siguiente:

“(…) que no beneficiará a la población, sino todo lo contrario, pues aumentaría la popularidad de esos arenales de la parroquia de O Hío y los trastornos que ya sufren los vecinos, sostienen.”

Aparte de otras razones ecolo-Jetas, no quieren que aumente “la popularidad” de la playa y “observan con preocupación a progresiva masificación das nosas praias”.

Ante una propuesta de solución de un problema de afluencia, atascos y no tener dónde aparcar, no piden, que ante la previsible gran afluencia de público, se facilite desde el Ayuntamiento el que cualquier vecino pueda montar un negocio para aprovecharlo, sea de venta de productos o sea aportes de servicio al mismo. NOOOO. ¡Empresarios, Capitalistas y Especuladores, puaaajjjjj! ¡ NO PASARAN !

Tampoco piden que sea un precio de viaje asequible, o que incluso sea compatible con el del viaje de Vigo-Cangas que realiza otra empresa, gestión en la que sí podría colaborar el Ayuntamiento para lograr un acuerdo, favoreciendo su uso masivo, creando riqueza para el pueblo

¡Qué va! ¡Ante todo ecologismo aunque se contradigan a sí mismos! Dicen:

“Discrepan de que vaya a descongestionar el tráfico rodado por el Corredor do Morrazo y que disminuya la emisión de gases contaminantes, o de que contribuirá a preservar las dunas al llegar menos coches. Por contra, creen que el barco pondría en peligro a los bañistas y el medio ambiente, que dañaría los fondos marinos (carece de informe de impacto ambiental) y que no beneficiará a la población”

¿Un servicio de dos meses puede dañar irreversiblemente el fondo marino? ¿Se creen ellos que el barco va a atracar en dónde le de la gana? ¿cómo hacen entonces en el Mediterráneo? ¡Carece de informe de impacto ambiental! Creo recordar que el corredor del Morrazo lo tenía y aun así “el pueblo” no estaba de acuerdo ¿En qué quedamos?

Eso sí, proponen propuestas adecuadas, el autobús, que ya fracasó en su momento porque ni ellos lo cogían, ya que quedaba encerrado en el atasco, o no tenían los horarios que a cada uno de los vecinos individualmente les convenía. ¡Pero ya sabemos que todo lo hacen por el bien del pueblo!

Anuncios
Leer entrada completa | Make a Comment ( 4 so far )

PASAMOS DE UN EXTREMO A OTRO. PERO ES UNA GRAN NOTICIA

Posted on 2011/06/17. Filed under: Diario de Pontevedra, Información propia | Etiquetas: , , , , |


Pues sí, una gran noticia publicada ayer en Pontevedra.

Un nuevo bando de ornato permitirá hacer pequeñas obras sin licencias ni tasas (Diario de Pontevedra 2011/03/16)

Dice el periódico:

El Ayuntamiento aprobará de manera inminente el último bando de ornato, una figura administrativa que permite a los particulares y comunidades de vecinos la posibilidad de realizar pequeñas obras en sus viviendas, bajos o fincas sin tener que abonar las habituales tasas ni solicitar licencia, lo que supone un importante ahorro en términos de tiempo y dinero.

(…)

Las actuaciones amparadas en el bando de ornato, tramitado también para promocionar el mantenimiento de las condiciones de seguridad y estética de las propiedades, comprenden un montón de trabajos de avance, reforma y limpieza, excepto los considerados como obras mayores.

Blanqueos de paredes, pintados de puertas, ventanas y balcones, limpieza de canales, tejas y cubiertas o la colocación de cristales son algunos ejemplos de obras permitidas en el campo de las viviendas e inmuebles, aunque en ningún caso podrán modificar la estructura original de la construcción.

Por otra parte, el bando contempla la limpieza de solares y fincas, tanto del núcleo urbano cómo de las parroquias, así como el roce de malezas y terrenos.

Ahora los peros.

Es una magnífica noticia que no hace nada más que legalizar lo que normalmente ya se ha venido haciendo desde siempre. Con lo cual no es que se mejore o se fomente nada nuevo, ni siquiera mayor actividad económica, sino que se reconocé que se estaba haciendo de manera ilegal, hasta hoy.

Es una magnifica noticia pero con fecha de caducidad “(…)En principio, el Ayuntamiento prevé que esté en vigor hasta lo 30 de noviembre para dar suficiente margen a los vecinos que quieran beneficiarse del bando.” ¡A falta de pan, buenas son tortas !

Es una magnifica noticia pero aquí nos pasamos del control estatal total con la intención, se supone que secundaria, de cobrar tasas, a que, ya que no las cobra, no tiene por qué controlar nada. Pero es que la labor de una administración pública no solo es la de cobrar impuestos y malgastarlos, sino también la de dar cobertura legal a sus ciudadanos para evitar en lo posible conflictos entre ellos. Me explico. Cuando se hace una obra, la licencia del Ayuntamiento le otorga al ciudadano que la hace unos “privilegios” para poder realizarla como por ejemplo poder, hasta cierto punto, incumplir la normativa de ruidos; o ocupar una via pública para acopiar temporalmente el material de construcción o mismo depositar los escombros de la obra con el fin de retirarlos con posterioridad; y otros. Pero ¿Si no es necesaria la licencia municipal, se supone que puedes hacer todas las labores principales y secundarias de la obra sin licencia también? ¿Y si un vecino protesta, se niega a permitírselo o mismo te denuncia como justificar la existencia de la obra o en que consiste, con el presupuesto? ¿Y a nivel de Seguridad y Salud, cómo se puede dar de alta el Centro de Trabajo sin licencia de obras? Y se podría desarrollar más, pero creo que son suficientes estos ejemplos para la comprensión del problema.

Por otro lado, ¿os dais cuenta para qué tonterías se nos exige la solicitud de licencia municipal? Lo reescribo por si no os disteis cuenta “(…)Blanqueos de paredes, pintados de puertas, ventanas y balcones, limpieza de canales”. No solo por eso también por “(…) la limpieza de solares y fincas, tanto del núcleo urbano cómo de las parroquias, así como el roce de malezas y terrenos”. O sea, si quereis cortar la hierba de casa hay que solicitar licencia Municipal y pagar las tasas en todos los demás municipios gallegos. ¡Si esto no es burocracia estúpida e inútil, que venga Dios y lo diga! Pero de esto los Indignados no han dicho nada.

Pues nada que seguimos en manos de gente que dicta leyes a golpe de intuición o apetencia sin saber lo que implican y todas sus consecuencias. Aunque está claro que por algún lado se tiene que empezar

P.D.: De los indignados ya he dicho todo lo que tenía que decir en otras ocasiones. Solo digo repito lo que ya tengo escrito: Cuando un Estado no defiende la Ley, norma común de convivencia, y no la hace cumplir por razones de interés político ¡Que Dios nos pille confesados!

Leer entrada completa | Make a Comment ( 1 so far )

¿POLÍTICA DE DERECHAS? NO, “MARICOMPLEJINES”

Posted on 2011/06/06. Filed under: Información propia | Etiquetas: , , , , , |


Para los que consideran que criticar a un lado político te posiciona, indefectiblemente en el otro

El artículo que transcribo a continuación no es de mi propiedad, pero se aproximan mucho a lo que pienso de la Derecha Política; por falta de tiempo no puedo dedicarme a escribir un artículo propio; eso lo dejaré para otro momento más propicio.

Este artículo, originario de la página web elmanifiesto.com hace una descripción de la evolución de la Derecha Política española desde la Guerra Civil hasta hoy, dejando para el final un análisis de los defectos de la Derecha actual

A continuación paso a transcribir del artículo

EL DRAMA DE LA DERECHA EN ESPAÑA

Una crítica de la derecha desde la propia derecha ¿Por qué la derecha española es tan “floja”? ¿Por qué nuestra derecha no se atreve a romper el consenso socialdemócrata? ¿Por qué parece que tenga que ir toda la vida pidiendo perdón?

Hay quien piensa en razones puramente políticas. Pero hay quien, yendo más al fondo, descubre la falta de un modelo cultural. Esa sería la gran laguna de la derecha española y la verdadera causa de sus insuficiencias. Antonio Arcones realizó ese análisis para la Fundación Burke. Un texto para difundir y reflexionar. elmanifiesto.com 17 de junio de 2007

ANTONIO ARCONES

En 1936, el bando nacional surge de una amalgama de familias y tendencias políticas bien distintas… El único nexo que explica tal confluencia es la deriva totalitaria y revolucionaria de la República; la constatada amenaza de que la democracia parlamentaria fuera sustituida por un régimen socialista.

Durante la primera mitad del régimen que siguió a la Guerra Civil se conforma un sistema político con una fuerte carga ideológica y doctrinal; un sistema difícil de definir por esa diversidad intrínseca del bando nacional y porque, en éste, la propia guerra y la lucha contra el comunismo habían sido un factor de cohesión. Aun cuando el “nuevo Estado” presentó numerosos impulsos totalitarios (especialmente en las formas, por mimetismo con otros movimientos antiparlamentarios de la Europa de entreguerras), puede afirmarse que el peso de lo católico fue definitorio.

La derecha del franquismo

Es cierto que este último componente no estaba en el ánimo de los generales que dieron origen al alzamiento, pero la evolución del Gobierno republicano y los masivos asesinatos y persecuciones de que fueron víctimas las gentes católicas contribuyeron a que el factor religioso adquiriera un carácter central en el franquismo.

El nuevo régimen fue profundamente estatista, y dio por supuesto que la confesionalidad y los principios ideológicos que lo sustentaban eran de completa aceptación en el seno de la sociedad. De esta forma, junto a realizaciones inspiradas en la Doctrina Social de la Iglesia, a partir de 1939 el peso del Estado creció enormemente, con lo que se desdibujaba en la práctica el principio de subsidiariedad recogido en las Leyes Fundamentales.

A partir de 1957, con el triunfo de la tecnocracia y la proclamación del “crepúsculo de las ideologías”, la evolución del franquismo estuvo marcada por un deseo cada vez mayor de homologación con los países de Europa Occidental. Este deseo se articuló por medio de la despolitización de la sociedad española y de las propias instituciones oficiales.

Por otra parte, seguían vigentes el estatismo, la falta de confianza en el protagonismo de la sociedad civil y el abandono de la cultura. Asimismo, en la cultura y en la sociedad empezaron a calar una serie de principios izquierdistas con un fuerte componente de comunismo gramsciano. Sirva la universidad como ejemplo sintomático de lo que ocurrió: como, para el régimen, no tenía sentido la existencia de universidades de iniciativa social o católicas, pues ya el Estado era “conservador y católico”, la universidad española de la última etapa del franquismo (desde mediados de los 60 en adelante) estaba fuertemente marxistizada.

Todo ello nos demuestra que ninguna coraza estatista –por muy “conservador” que sea el discurso oficial, o el envoltorio ideológico– puede suplir a la sociedad civil en el desempeño de su tan necesario quehacer. A largo plazo, tanto las libertades concretas como el desarrollo social próspero y virtuoso sólo pueden alcanzarse si se cuenta con una sociedad civil fuerte y sana.

La política del franquismo afectó a la propia base social conservadora. Los sectores de la derecha, en lugar de defender con gallardía sus principios intelectuales y, al mismo tiempo, reconocer que la forma política concreta estaba marcada por la guerra y la presencia de Franco (un régimen atípico para un país atípico), lo cual presentaba inconvenientes, optaron por lo contrario: abjurar de los principios (o al menos silenciarlos) y defender numantinamente la forma política concreta.

La desmovilización de los conservadores

La consecuencia fue la desmovilización intelectual del conservadurismo español, así como el descrédito de esta tradición intelectual ante los neutrales o moderados. En este contexto, la derecha carece de un modelo que proponer cuando comienza la Transición.

Por otro lado, los políticos conservadores, en vez de reivindicar a la derecha como verdadera artífice de la reforma política, fueron presa de un complejo de culpabilidad derivado de haber colaborado con el régimen que ellos habían dinamitado desde dentro para traer la democracia. Es sintomática, en este sentido, la labor de gobierno de la UCD, partido creado al amparo del Movimiento y que realizó una continua descalificación de “la derecha”, contribuyendo, así, al corrimiento ideológico del país hacia una izquierda que aún proponía, como modelo político, el socialismo real, responsable del Gulag y del mayor genocidio de la historia.

El cambio de régimen de 1975 supuso un pacto de convivencia por el que los representantes políticos de la derecha, básicamente la UCD, incluso amplios sectores de la Iglesia, abandonaron gran parte de sus principios, pues las concesiones fueron sustanciales.

La necesidad de cambio era indiscutible, pero habría sido exigible a los primeros Gobiernos de la democracia una mayor talla política. Una vez más, el abandono de la cultura y de los principios fue absoluto, y la configuración del nuevo sistema dejó a la sociedad absolutamente indefensa ante el Estado, en una situación mucho peor que la experimentada en otras democracias occidentales.

El sistema autonómico, tal y como está configurado; el enorme poder de los partidos políticos, así como su influencia en la Justicia; el peso dado, gratuitamente, a unos sindicatos muy estatistas, la ausencia de separación real de poderes o el propio sistema electoral (increíblemente consagrado, al estar reglado en la misma Constitución) son una fuente de inestabilidad y de estatismo desmesurado.

Pese a ello, y salvando aquellos primeros y turbulentos años de la Transición, la mayoría de la sociedad española vivió serenamente confiada en el proceso político que comenzó con el cambio de régimen.

Estos años no han estado exentos de momentos y situaciones muy graves, especialmente los provocados por el terrorismo. Se ha convivido con coyunturas económicas duras, sobre todo en los primeros años, así como con crisis políticas de envergadura, como la descomposición de la UCD o la más lenta debacle del PSOE, causada por su generalizada corrupción interna. De hecho, durante estos años se han producido cambios legislativos y sociales muy graves y de muy profundo calado, que han transformado el sentir y el pensar del pueblo español.

El ciudadano de derechas, o de centroderecha, ha contemplado estos cambios con sorprendente mansedumbre y resignación. Creemos que han sido varios los factores que han hecho esto posible:

– Por un lado, el cambio de régimen partía del presupuesto implícito de que había mucho que ceder para conseguir tanto la cohesión social como una convivencia pacífica y estable. De algún modo, era lo que tocaba.

– Especialmente significativo es, aquí, el hecho de que el ciudadano católico (incluyo aquí sólo a aquellos a los que la fe y la cultura católicas les hacen ver el mundo de una determinada manera, configurando su vida de una forma consciente), en su mayoría englobado en el entorno de derecha o centroderecha, también ha aceptado unos cambios sociales especialmente agresivos para la cosmovisión católica. El pacto tácito de la Transición hizo pensar a muchos que había que transigir, en aras del pluralismo, hasta alcanzar una situación de equilibrio, estable, en la que todos estaríamos cómodos.

– Las referencias para estos ciudadanos, los partidos de centroderecha (UCD y PP), y en muchas ocasiones amplios sectores de la Iglesia, han mandado sistemáticamente este mensaje, dejando en una situación muy comprometida a quien discutiera o planteara cuestiones de calado al proceso. Discutir la forma en que se estaba planteando el modelo parecía significar que se cuestionaba el propio régimen de libertades que otorga un sistema democrático parlamentario.

– La iniciativa cultural y social ha sido siempre de la izquierda. Los sectores más tradicionales y católicos no tenían la conciencia militante que otorgan la reivindicación y la mentalidad de “agredido”. La comodidad no favorece la iniciativa ni el compromiso.

Una honda reacción

Sin embargo, en estos momentos, y por primera vez en los últimos 30 años, un gran sector de la población vive en España con la conciencia y la percepción de que las cosas no marchan bien, y esto en un sentido profundo de la expresión; con la sensación de que hay algo de fondo que se resquebraja y de que no es posible mantener por más tiempo un optimismo voluntarista.

Los sucesos del 11 de marzo de 2004 y los resultados electorales de ese mismo fin de semana supusieron una conmoción que dejó a la mitad del país con una sensación de agravio, injusticia y desamparo.

En nuestra opinión, en una buena parte de esa mitad del país el problema es sólo accidental, y se reduce al amargor por la derrota del Partido Popular y por cómo se produjo. Sin embargo, para un porcentaje significativo de dicha “mitad” ese momento ha supuesto la cristalización de un proceso más profundo y lento: el agotamiento del dogma que dice: “Pese a los problemas que veo, el país va, en su conjunto, a mejor, aunque yo no lo vea”.

Este cambio de mentalidad, esta nueva actitud, se explica desde diversas causas que confluyen:

– Por un lado, simplemente se ve con más claridad las consecuencias derivadas de unos principios culturales y morales que se han venido implantando en nuestro país en estos años, así como de unas soluciones políticas que tal vez no hayan sido las óptimas. Las delirantes iniciativas legislativas del Gobierno de Zapatero hacen esto más evidente.

– La aceptación por gran parte de la sociedad del denominado “proceso de paz” debiera hacer pensar a los políticos del PP que gobernar no es gestionar el IRPF o el IPC. La no proposición de un modelo social y cultural, la destrucción de la familia y la instauración de un materialismo zafio es algo que hunde la vitalidad moral de la sociedad, conduce a una pérdida del capital social más valioso y –tal vez lo único que les interese– representa un suicidio político.

– Los ocho años de Gobierno del Partido Popular y su abrupto final han evidenciado para muchos:

  • 1) La falta de modelo cultural en el PP, que no cambió el panorama mediático ni el educativo con medidas realmente liberalizadoras, que permitieran la entrada de aire fresco y el establecimiento de un auténtico debate intelectual. Antes bien, se mantuvo la política estatista y de subvenciones; pensaron que tal vez así se ganarían a la “inteligencia” cultural.
  • 2) Que desde un Gobierno “de derechas” se profundizó en el acoso y destrucción de la familia, con medidas sin las cuales no serían posibles los nuevos pasos en la misma senda que ahora da el Gobierno del PSOE.
  • 3) La paradoja de un partido conservador que no es consciente de que contribuye a debilitar las estructuras naturales de la sociedad civil, precisamente aquéllas que, a medio y largo plazo, favorecen su modelo teórico de sociedad y, por ello, sus posibilidades electorales.

– Todo parece indicar que la izquierda y los nacionalismos han dado por terminada la Transición e intentan retomar la ruptura política que no pudieron acometer en 1975. Una vez más, se comprueba que el juego democrático con un marco establecido sirve a la izquierda y a los nacionalismos mientras puedan conseguir avances para sus posiciones. Pero parece que no estaban dispuestos a tolerar otra victoria de un Gobierno no izquierdista. Esto provocó, especialmente en los últimos dos años de Gobierno popular, una actitud muy violenta contra el PP, pasándose de la demagogia habitual a episodios realmente totalitarios y coactivos. La izquierda, así, consiguió movilizar a sus bases, pero también abrió los ojos a mucha otra gente, “empujándola” hacia la derecha, que reclamó el mismo derecho que la izquierda a opinar, manifestarse y no aceptar el discurso oficial imperante.

Este incipiente cambio de mentalidad permite albergar esperanzas sobre la regeneración política y social que España necesita. Pero nada se podrá hacer si no se parte de la premisa, realista, de la tremenda debilidad de la sociedad civil española y del complejo que lastra a los políticos e intelectuales “conservadores” españoles.

La única duda es si podemos esperar algo serio del actual partido de la oposición o si, por el contrario, su ensamblaje en el sistema del “consenso”, el estatismo y el dinero público fácil en que viven todas las formaciones políticas le hace incapaz para cualquier tipo de reacción, especialmente para la que España precisa.

Mientras podamos resolver esta duda, sólo nos queda afianzar nuestros principios, crear redes sociales, instituciones o fundaciones donde poder establecer debates reales sobre ideas, formar en los principios conservadores a nuestros mejores jóvenes, contribuir al debate público mediante revistas, publicaciones… Es urgente defender públicamente, donde podamos, que una concepción conservadora de la sociedad es lo más favorable para todos –especialmente para los más desfavorecidos económicamente–, que no hay libertad sin libertad económica y que no se puede ser una sociedad libre si no se es una sociedad virtuosa.

En definitiva, nos queda por hacer aquello que más teme el consenso socialdemócrata imperante: luchar por que la nuestra sea una sociedad verdaderamente libre.

(Más información en www.fundacionburke.org).

Leer entrada completa | Make a Comment ( 1 so far )

¿POLÍTICA DE IZQUIERDAS? NO, PUBLICIDAD

Posted on 2011/06/04. Filed under: Información propia | Etiquetas: , , , , , , , , , , |


Me estoy metiendo en una ciénaga hasta las cejas, pero como la página la uso para desahogarme también los cenagales son dignos de estudio y de desahogo.

No creo que en España exista actualmente una Izquierda o una Derecha política. Están jugando con nosotros con algo ficticio. Esta distinción se debería de cambiar a Publicidad banal y agresiva y los “Maricomplejines”.

Estoy hasta las narices de que se nos vendan productos con términos pre-supuestos y que nadie, ni yo, nos hagamos la pregunta de qué significan. De esta manera nos están llevando al huerto constantemente vendiéndonos lo mismo en un sentido o en otro con el fin de manipular nuestras emociones y por ende nuestros pensamientos, y definitivamente nuestro voto.

La Izquierda es actualmente Publicidad; dura, intensa, machacona y excelente publicidad. Que nos la venden constantemente, nos la meten por los ojos. La hacen estudiar a nuestros hijos, la vemos en multitud de medios de comunicación, tanto informativos como documentales o películas, y como aparentemente es lógica y “razonable” aceptamos sus “verdades” sin discusión

Por eso voy a intentar hacer una ejercicio de análisis desde otra perspectiva de lo que nos publicitan y de lo que es en realidad.

Definición de la Izquierda

Pero ¿qué es la izquierda?

La definición propuesta en la Wikipedia, “Izquierda política”, la considero etérea y liosa.

Por eso vamos a ir a los orígenes.Según el Marxismo-Leninismo: (Es un movimiento que ) Defiende la conquista del poder por el proletariado, la extinción de la propiedad privada y la desaparición de las clases sociales. Vale que “aparentemente” esto está pasado de moda y ya no se reivindica, … o no tan claramente; pero este es su origen, el que provocó las grandes revoluciones y también las mayores matanzas del siglo XX, y que aún ahora, en pleno siglo XXI todavía tiene vigencia en algunos países.

Pero esta es la base y a partir de aquí ¿qué se propone actualmente?, ¿qué se nos vende como Izquierda?

¿Qué defiende la Izquierda?

Se nos dice que la Izquierda defiende una serie de valores de la humanidad. Enumerémolos, siguiendo el artículo de Wikipedia y analicémoslos aunque sea solo someramente.

  • Sindicalismo: Reivindica los derechos de los trabajadores y controla sus manifestaciones.

El Sindicalismo es actualmente una organización “privilegiada” que representa a los trabajadores, ya que sabe lo que necesitan, los defiende imponiendo “esas necesidades” a los representados… y los “controla” en sus manifestaciones.

Pero es que un trabajador lo que necesita básicamente es trabajar, y no aceptar una serie de imposiciones de “sus representantes” (la representación es falsa actualmente; más del 70% de los trabajadores no tiene derecho a participar en las elecciones sindicales). El trabajador no necesita un sueldo mínimo disparatado, aunque lo desee, que muchas empresas no pueden pagar; necesita cobrar por lo que trabaja un sueldo justo ajustado a la productividad de su labor y a la productividad de la empresa; no igual al de todos los “compañeros” sino con la opción de poder defender su puesto de trabajo, y con su trabajo bien realizado poder optar a un mejor sueldo, como ya lo hace un marinero, un patrón de pesca… o un futbolista… o como hice yo en alguna empresa. Un trabajador no necesita que se le multipliquen las burocracias para realizar su trabajo, aunque sea en su aparente “beneficio”. No necesita enfrentarse con el empresario para obtener un “derecho”. No es tonto. Los sindicatos que se enfrentan al empresarios sí que lo son (aunque luego se justifiquen en “la falta de diálogo”). No necesita que le garanticen un despido, necesitan que una vez despedidos puedan optar a un nuevo puesto de trabajo. Que haya empresarios que se lo ofrezcan, y si hace muy bien su trabajo que no se preocupen los sindicatos que será el propio empresario el que no querrá que se vaya su empleado, cosa que con el sistema actual es imposible que ocurra ya que se fomenta al empleado fijo y la expulsión del empleado temporal.

No estoy negando la necesaria labor de los sindicatos, pero han de adaptarse a la escala del trabajador (o de la empresa) para el cual reivindican “beneficios”. No es lo mismo trabajar en Citroen, que en Manolo y Compañía (Y paro aquí porque solo con este punto podría hacerse un libro entero. Para más información “El futuro del sindicalismo español” de Pedro de Tena)

  • Ecologismo: Propone una sociedad respetuosa con el medio ambiente.

Quiero recordar, de inicio, que los comunistas, de un partido de izquierdas, secaron el mar de Aral para plantar algodón de manera industrial en otros valles. O mismo negaron el desastre de Chernobil durante días, incluso a los habitantes de la ciudad próxima a la central. Pero esos eran otros tiempos.

Ahora se han pasado al extremo contrario (pero de izquierdas. ¡claro está!), y buscan la conservación del Medio Ambiente a toda costa. Pero ¿qué es conservación del Medio Ambiente? ¿Dejar la naturaleza tal y como está o tal y como estaba? ¿Y desde qué momento se ha de conservar?, ¿cuál es el punto en que el Medio Ambiente es “sostenible”? (¿Pero conservar no era de derechas?)

Por otra parte, cualquier intervención humana produce automáticamente un cambio en el Medio Ambiente. Hasta los aerogeneradores, las huertas solares, los mecanismos de aprovechamiento de las mareas o las olas, un barco, un avión, un coche, una casa, un jardín, un cultivo, cualquier medio de producción o lo que sea en que el hombre intervenga produce una modificación del Medio Ambiente que lo contiene. ¿Que tenga un Estudio de Medio Ambiente aprobado oficialmente garantiza que se respeta el entorno?

Solo recordar algo. Si en tiempos pasados la actividad humana “respetaba” o se adaptaba a la naturaleza no era por “ecologismo” sino porque no tenían ni medios económicos ni maquinaria para hacerlo. Solo hay que fijarse en la actitud que tiene ese mismo pueblo, antaño “respetuoso” con a la naturaleza, actualmente: si pueden construir en medio del monte o en primera línea de playa un rascacielos con un sótano de 8 plantas lo hacen, y si pueden obtener como superficie construida “toda la parcela” mejor que mejor, “aunque no tenga jardín ni árboles”. Esta es una de las razones de por qué se inventaron los planes urbanísticos, para poner límites a los ciudadanos, hasta aquel momento supuestamente civilizados y “ecologistas”. Este expansionismo y falta de respeto por el entorno no es nuevo, históricamente se ha venido repitiendo constantemente, pero los medios de destrucción eran limitados y los daños, por consiguiente, menores.

Se pretende, además, volver al “cultivo ecológico”. Quiero recordar que a principios del Siglo XVIII habían hambrunas en Europa a causa de la falta de productividad de los cultivos, y eso que eramos muy poca población. El hecho de que el incipiente sistema capitalista fomentara una febril investigación en todos los campos, incluidos el agrícola, produjo, entre otros, la invención de los abonos nitrogenados y los pesticidas que aumentó la producción de alimentos y que fue uno de los factores determinantes del aumento de población en Europa. ¿Y ahora se propone como “progresista” el reimplantar el sistema del “cultivo ecológico”? ¿Y cual es el límite de lo ecológico?, ¿hasta que punto se pueden usar avances “capitalistas” de producción y no ser el cultivo limitado al autoconsumo?

También se nos vende que “los que viven atrasados son más felices” Fijáos, sino en los indígenas del Amazonas, lo felices que son con lo poco que tienen. Por eso, en cierta manera, buscan conservar “la felicidad”, sin entender que la felicidad no esta en tener mucho o poco, en ser de un partido u otro, en ser religioso o laico, sino en saber adaptarnos a nuestras circunstancias, sean cuales sean.

  • Pacifismo: Rechaza las guerras y cualquier tipo de violencia con fines políticos.

Y la pregunta es ¿qué fin no es político?

Esta duda sobre la guerra ya la tuvieron también la tuvieron los católicos en su momento, y crearon el concepto de Guerra Justa para solucionarlo. Me remito a lo definido a lo indicado en un artículo del Foro de Teología Moral, “La doctrina católica sobre al guerra justa ante los atentados terroristas“.

En el se indica: “¿cuándo se puede justificar el uso de la fuerza? («jus ad bellum»); y ¿cuáles son los principios que deben guiar el uso de la fuerza? («jus in bello»). Según el «Catecismo de la Iglesia católica» (n. 2308), «una vez agotados todos los medios de acuerdo pacífico, no se podrá negar a los gobiernos el derecho a la legítima defensa». Ahora bien, para que se pueda dar «una legítima defensa mediante la fuerza militar» el mismo «Catecismo» (n. 2309) presenta rigurosas condiciones que deben garantizar la legitimidad moral.–Que la acción sea emprendida por una autoridad legítima.–Que el daño causado por el agresor a la nación o a la comunidad de las naciones sea duradero, grave y cierto.–Que todos los demás medios para poner fin a la agresión hayan resultado impracticables o ineficaces.–Que se reúnan las condiciones serias de éxito.–Que el empleo de las armas no entrañe males y desórdenes más graves que el mal que se pretende eliminar.”

Pues cuando la civilización ha alcanzado estas conclusiones se nos quiere vender que la guerra, o la violencia en general, es mala en todas sus expresiones (excepto “su” autodefensa). Aun aunque sea la violencia ejercida por el Estado para hacer cumplir la Ley y mantener el orden. O sea, en definitiva pretenden un pacifismo utópico. Y yo me pregunto ¿han sido capaces de alcanzar la paz en sus vidas individuales? ¿Ya no tienen enemigos, y todos son amigos en su entorno vital? ¿Y entonces por qué creen que a nivel mundial si pueden obtener o, en el caso de no estar ellos gobernando, exigir la Paz Mundial?

Da la impresión de que se busca el pacifismo para que el adversario no pueda defenderse de las agresiones lingüísticas y morales con que la Izquierda suele zaherir a los que no piensan como ellos. Y cuando el contrario, hastiado, ataca (¿o intenta defenderse?), la izquierda se parapeta en el “pacifismo”. Un ejemplo de esto son los ocupas. Ocupan ilegalmente un edificio, hacen actividades de todo tipo “pacíficas” para justificar su ocupación, y cuando vienen las fuerzas del orden a desalojarlos, primero se parapetan en el pacifismo (sentadas, manifestaciones -como estoy siendo irónico hay que traducir lo que quiero decir: insultos, lanzamientos de objetos, quemada de contenedores-) y luego ejercen su “legítima defensa” (ya que lo han “atacado” las fuerzas del orden primero) (Uy, no sé a que me recuerda esto. Lo tengo en la punta de la lengua… Movimiento Puert… Sol…; NOOO, seguro que me estoy equivocando.)

  • Feminismo: Persigue la equiparación social entre hombres y mujeres.

Otro momento para el recuerdo. En la II República la izquierda española que le se opuso a que la mujer votase en unas elecciones, argumentando entre otras razones “que la especial fisiología de las mujeres (que la definían como “la indigencia espiritual del sexo femenino”) hacía que las mujeres tuvieran una inferior capacidad para votar”. Pero como ya dije con anterioridad, esos eran otros tiempos.

Esta defensa del feminismo es publicidad pura y dura. El feminismo, por sus últimas reivindicaciones, no persigue la equiparación social entre hombres y mujeres, persigue la supremacía de la mujer sobre el hombre, pero lograda por la cesión y humillación voluntaria del varón. Leyes tipo la violencia de género, en la cual ante un mismo hecho la justicia actúa de forma distinta, lo demuestra. Por ejemplo, si un hombre amenaza a una mujer se le impone, como mínimo, una orden de alejamiento; pero si una mujer amenaza al hombre, es una falta. O mismo, la Ley de Igualdad, en la que se propone que todas las empresas, y a todos sus niveles tengan “igualdad” por razón de sexo, que no de mérito. Llegando al absurdo de que en una empresa de venta de ropa interior femenina o en una clínica ginecológica, el 40% como mínimo de los empleados tengan que ser varones.

La “discriminación positiva”, con la que se favorece a las féminas, es, además, la mayor de las injusticias. Es mentira que una persona por ser mujer sea discriminada, ya que la discriminación es algo connatural con la toma de decisiones. Todos somos discriminados tanto por ser hombres, mujeres, o gordos, como por ser viejos, altos o feos, por haber estudiado mucho o poco, o por miles de razones. ¿Entonces tenemos que crear una ley específica para cada caso para que se nos protegiera de todas las discriminaciones? ¿Es posible? (Pues sí, es posible, mirad sino el Anteproyecto de Ley de Igualdad de Trato) ¿O tenemos que poner los medios para ser mejor valorados por nuestras cualidades positivas?

Por último, cuando se habla de los bajos sueldos de las mujeres no se indica que en los estudios se incluyen las bajas por maternidad o las reducciones de jornada por maternidad, con lo que los sueldos siempre son inferiores y los rendimientos mayores, llegando a la falaz conclusión de que son “discriminadas” a pesar de su gran rendimiento, con lo que hay que compensarlas. ¡Menuda bola, que constantemente nos tragamos como cierta!

Recomiendo leer este artículo “Cien años de dogmatismo feminista” que, creo yo, me complementa lo ya dicho

  • Movimiento LGTB: Defiende la no discriminación e intereses propios de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales.

¡Ahh, qué bonito es recordar! En la URRS, inicialmente se legalizó la homosexualidad…¡hasta que llegó Stalin y “mando parar”! Hasta la década de 1990, cerca de 50.000 homosexuales fueron condenados y mandados a los terribles gulags.

Pero esta discriminación es otra mentira gorda. En una entrevista de trabajo o en una relación humana de cualquier tipo normalmente no me preguntan la orientación sexual, ni me discriminan por ello. Tampoco voy gritando a los cuatro vientos mi condición sexual, ni si ligo mucho, ni si soy infiel, ni si me cambié de sexo, o si ando desnudo por la casa…, y aunque lo hiciera no creo que yo pueda exigir que sea obligatoria la aceptación por los que me rodean de mi sexualidad. Como tampoco puedo exigir que sea obligatorio que me acepten por tocar la guitarra, pertenecer a un partido político, o mismo hacer Yoga.

Lo que sí están consiguiendo, como también las asociaciones feministas, es recibir ingentes cantidades de dinero para fomentar su distinción y hacer pública su diferencia (“eliminar la invisibilidad”, dicen ellos)

Que alguien me explique por qué existen exposiciones pintura, o películas, esculturas o literatura de gays y lesbianas. ¿Acaso su condición sexual hace diferente un cuadro? ¿Cuándo observo una escultura de Rodin solo se puede valorar desde su condición sexual? ¿Los versos de García Lorca rezuman su sexualidad (en el celebre “Verde que te quiero verde”) y no son comparables con los de Neruda, ya que este era heterosexual? ¿Necesita entonces García Lorca un fomento y reconocimiento de que era homosexual para valorar su obra?

Pero es que no les llega con que la legalidad los reconozca ¿No les es suficiente con que el Estado no los discrimine? (¡Qué fácil es la vida con subvenciones diferenciadas y la discriminación positiva)

  • Movimiento antiglobalización: Denuncia las desigualdades provocadas por la llamada globalización.

No me digáis que no es divertido. Los Movimientos Antiglobalización usan los medios que le aporta la globalización, con la pretensión de que de un modo global se acabe con la Globalización. Y lo más curioso es que estos que defienden la Antiglobalización usan como himno “La internacional” en donde se propone “la igualdad en el género humano” como único elemento aglutinante de la raza humana. No sé que puede haber más globalizador que esto.

  • Laicismo Propone un estado sin religión dominante, o sea Laico

Esta definición de Laicismo es mentira y además una chapuza. No puede existir un Estado sin religión dominante, ya que si existen las religiones alguna ha de ser la mayoritaria, o sea, dominante.

Estado laico (según la Wikipedia) se denomina al estado, y por extensión a una nación o país, independiente de cualquier organización o confesión religiosa y en el cual las autoridades políticas no se adhieren públicamente a ninguna religión determinada ni las creencias religiosas influyen sobre la política nacional.

En cambio, los hechos que se vienen produciendo ( 1 , 2, 3, 4, 5, 6, 7 , 8 , 9 , 10) están dirigidos claramente a acabar con la supremacía del catolicismo como base moral de la sociedad española. Se mezcla constantemente lo laico con lo ateo o con lo aconfesional, siendo todos ellos conceptos radicalmente distintos

De hecho no pretenden acabar con el catolicismo sino sustituirlo como se hacía en la URRS o como se pretende hacer en España desde hace años. En Cangas, por ejemplo se hacen bodas civiles en una centenaria Capilla, habilitada actualmente como museo, bajo tres sus cruces católicas (una de ellas de la Santa Inquisición)… pero laica…¡ MUY LAICA !

(No voy a ser yo quien defienda lo católico. Todos tenemos nuestros pecados y debilidades. Pero exijo que se diferencie la prédica católica, que es muy válida y conveniente, del predicador, persona humana y falible como cualquiera de nosotros)

  • Utopía cristiana, incidiendo en la solidaridad con los más desfavorecidos dentro de la sociedad

Y después de todo lo dicho ¿como podemos explicar la incoherencia de que defiendan que las ideas de izquierdas se aproximan a la enseñanza cristiana?

¿Pero han leído alguna vez los cuatro evangelios cristianos? Jesús no predicaba la solidaridad con los desfavorecidos. Él decía lo siguiente “Amarás a Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como a uno mismo”. Su enseñanza era promover una revolución interna e individual, en la que el individuo consiguiera amarse a sí mismo, y en función del auto-amor obtenido amar al prójimo. Nada de solidaridad ni de regalar lo que no es de uno.

Jesús, en su momento, estaba rodeado constantemente de desfavorecidos, mucho más de los que hay ahora, y en cambio solo hizo el milagro de los panes y los peces una sola vez. No curaba a todos los enfermos, solo al que “creía en él”, o al que se lo merecía, si preferís esta expresión. Y como estas muchas otras cosas. Entre ellas, no fomentaba una revolución social por la igualdad, cosa que le reprochaban sus propios apóstoles, aunque sí se enfrentaba al Sanedrín de forma directa por la manipulación del pueblo mediante sus normas religiosas.

Lo que debe de pasar es que estos “laicos” han ido demasiado a misa y se han creído a pies juntillas lo que se predicaba allí; sin ni siquiera preguntarse si lo que decían esos curas “humanos” era cierto o era “una conveniencia” de ellos.

¡Claro!, pero ahora nos pretenden vender que tienen la píldora sustitutiva de la religión (católica, porque de las demás no suelen hablar. Será que esas no son tan “alienantes”) Sí, señores, la izquierda es la medicina y la salvación del mundo…

  • El Estado del Bienestar,

Estoy estudiando la Constitución Española y en ella se nos dice que una de las cosas que se pretende es un Estado Social (Art 1.1), en el que es el Estado el que ha de ofrecer a los ciudadanos servicios y bienes para incrementar su calidad de vida. El Estado ha de intentar ofrecer más y mejores servicios, dirigidos a satisfacer las necesidades más básicas de los ciudadanos (educación, sanidad, vivienda…) ¡Caramba no es un invento exclusivo de la Izquierda!

El único pero y, creo yo, la confusión viene en la siguiente cuestión ¿el que el Estado “tenga que ofrecer” quiere decir que tenga que asumir la puesta en marcha de los servicios y su funcionamiento? ¿Que sea un servicio público quiere decir que tiene que ser obligatoriamente una empresa pública, o sea, mayor gasto público?

Solo como idea. ¿El que una empresa privada ejerza un servicio público, aunque sea fiscalizada férreamente por el Estado que le pagas, implica necesariamente el empresario que es un “asqueroso capitalista” que se aprovecha del pueblo por obtener beneficios por dar un servicio público? Porque si los servicios solo los pueden ofrecer empresas públicas, el control que deben realizar sobre ellas los servicios públicos es más difícil, ya que los que nombran a los puestos de responsabilidad de la empresa son los mismos que deberían controlar su labor. O sea, el zorro ha de vigilar el gallinero donde roba gallinas; el mismo zorro que elige al perro que debería defenderlas.

Por otro lado, si el servicio público tiene que ser ejercido en exclusiva por la empresa pública, consecuentemente la cuestión pasa a ser ¿Hasta que punto ha de crecer el Estado de Bienestar? Esto ya se está planteando, ya que si todas las empresas son públicas no habrá nadie que page impuestos para que éstas se mantengan. Hay que pensar que en una empresa pública no se paga IVA, ni impuesto sobre sociedades entre otros. Y a más carga de trabajo público, sustituyendo al privado, más impuestos habrá que pagar entre todos, empresas y ciudadanos para mantener todo el sistema. Y esto cae de cajón.

Yo quiero más Estado de Bienestar, no lo dudéis, pero manteniéndose cada uno en su labor: el Estado ofreciendo el servicio a empresas privadas y ejerciendo una labor inquisitorial, si es necesario, de control sobre ellas; y las empresas privadas compitiendo entre sí para ofrecer un buen servicio público y de calidad.

  • Defensa de los derechos de las minorías

Las minorías no han de ser defendidas, esta es otra falacia. Solo necesitan la defensa cuando la ley es injusta y favorece a una de las partes, sean mayorías o minorías.

Si existe una ley justa, estable en el tiempo, y que favorece una rápida solución de los posibles problemas nos veremos beneficiados todos, las mayorías y las minorías.

Decía un maestro, que aquello que tiene que ser defendido no es real, es un problema provocado por nosotros mismos.

  • Mestizaje y la emigración como positivos, respetando otras culturas y tradiciones diferentes, en tanto éstas sean compatibles con los principios democráticos y los Derechos Humanos.

Con el mestizaje yo estoy absolutamente de acuerdo (je, je…) … NOOO, no es por eso, malpensados. Es que mi Pais, mi cultura, mi lengua, todo lo que me rodea es consecuencia del mestizaje ¿o es que aun creemos que NUESTRA PATRIA, NUESTRA LENGUA o NUESTRA CULTURA son invariables, atemporales y únicos? Pues sí, habelos hailos, los llamados nacionalistas. Aquí se cree la teoría de la Evolución de Darwin hasta que va en contra de nuestros intereses. Pues que lo sepan, en el MUNDO, en el PLANETA o en la PACHA MAMA, TODOS, y cuando digo todos significa todos (minerales, plantas, animales y humanos) SOMOS MESTIZOS. Y no voy a desarrollarlo, para eso estáis vosotros, para estudiar un poco de historia y cultura general y aplicarla.

Con respecto a la emigración, ésta EN NINGÚN CASO es positiva. Es consecuencia de que las condiciones en su lugar de origen no son las adecuadas para obtener una correcta calidad de vida y por eso hay emigración. ¿Y quien puede mejorar esas condiciones? Nuestro políticos y sus políticos con sus leyes; la población exigiendo cumplimiento de las leyes; una economía de mercado realmente libre que les permita competir con sus productos (aquí protegemos con leyes y subvenciones nuestros sistemas productivos, que se basan en impedir a los países pobres trasformar su materia prima, comprársela y que luego revendérsela a un mayor precio, a ellos … y a nosotros, para “proteger nuestros intereses nacionales”, nos publicitan); permitirles evolucionar a su ritmo, y no inundándolos de ayudas y subvenciones para que adquieran “el nivel de vida occidental” ¡Si no saben lo qué es la higiene occidental -la suya sí, adaptada al medio- y nosotros les regalamos retretes! Pero es que hay que tener tranquila nuestra conciencia y por eso les obligamos a aspirar a lo que ellos por sí mismos aun no pueden alcanzar. Si les damos opciones, que no dinero que suelen quedárselo el cacique del pueblo de manera directa o indirecta, ya llegarán e incluso nos adelantarán, como ya ha ocurrido en algún caso.

  • La reinserción y rehabilitación de los delincuentes.

La sociedad no es culpable de que haya delincuentes. Son los propios delincuentes los que voluntariamente traspasan la ley. Y para que una ley sea justa no solo hay que judicializarla sino que hay que hacerla cumplir.

A los delincuentes hay que darles la oportunidad para que se reinserten en la sociedad. Pero al bajarles la pena automáticamente por unos trabajos de rehabilitación con quien se está siendo injusto es con la víctima. Además, al ser procesos automáticos de reducción de pena no es necesaria la voluntad del reo para reinsertarse. A mi que me expliquen que porque una persona estudie, o sea, que aproveche el tiempo literalmente libre que tiene en la cárcel, se merece que reduzcan su pena.

Pero las leyes que se hacen, normalmente con la intención de la reinserción/rehabilitación, acaban siendo leyes garantistas del derecho del reo a la reducción de pena. Quiero recordar que en este sistema jurídico, el concepto que se maneja es que la víctima renuncia a hacer justicia por su cuenta y se deja ese trabajo en manos del Juez. Pues habiendo dictado el Juez una sentencia, ¿por qué instituciones penitenciarias puede reducir esa pena, que había sido ajustada en derecho al daño realizado por el reo? ¿En favor de la reinserción…? Me gustaría saber cual es el porcentaje de reinserción lograda a lo largo de todo el periodo democrático; saber cuántos han reincidido y se han vuelto a beneficiar de estos privilegios.

Rehabilitación sería, para mi, por ejemplo, que el reo trabajase en cualquier labor comunitaria y que se pagase de su bolsillo, el sueldo obtenido por su trabajo, la estancia en la cárcel y su manutención e incluso las penas económicas que tuviese que cumplir. Esto sí es aprender a vivir de una forma digna, sin necesidad de delinquir. Si queréis, por rizar el rizo, deberían trabajar en labores adaptadas al tipo de delito cometido, pero vivir con el sudor de su frente ¡y sin reducción de pena!

  • Legalización de las drogas

Qué os voy a decir. Estos que prohíben fumar, beber vino, las hamburguesas hipercalóricas, la bollería en los colegios… dentro de poco la obesidad… ¡y quieren legalizar las drogas porque así no se traficaría y serían más controladas por el Estado y de mejor calidad! ¡Así, con dos coj…!

  • Conservación de la Cultura, del Idioma y de las Costumbres

¿Pero ser “conservador” no es malísimo…?

¡Ejem…! Sobre esto repito lo que ya dije en el tema del mestizaje. Y es que mi Pais, mi cultura, mi lengua, todo lo que me rodea es consecuencia del mestizaje, y cuando se mezcla con lo externo se mejora. ¿Como se quiere conservar lo variable?

Por otro lado ¿que momento temporal se considera que es el puro, el bueno, el que hay que conservar? En Galicia parece ser que el momento que habría que conservar era el de la época de Franc… … digo, antes, antes, el de la II República, en el que todos vivíamos del campo y de la pesca, muertos de hambre por los caciquessss…. NOOO, antes, antes… Me acaban de comunicar que no, que lo que hay que conservar es lo de ahora: por ejemplo, de las cuatro normativas lingüísticas del idioma gallego, la última, aunque no tenga nada que ver con la que hablaba Rosalía de Castro o Castelao (es que ellos estaban muy influenciados por el castellano)

Bueno, eso…

Conclusión

Ya me metí en el cenagal y después de mucho tiempo he salido. Ahora me voy a duchar para estar preparado para cuando me crujan

Con todo esto, ¡ NO ME HAGÁIS NI PUTO CASO ! Comparad, mirad, buscad y si tengo algo de razón, ¡bien!, y si me equivoco de cabo a rabo, ¡pues tambien!

¡ Tened cuidado con la publicidad, ahí fuera !

Leer entrada completa | Make a Comment ( 3 so far )

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: